Menu

Corporate Compliance (I – Introducción)

25/02/2016 - Artículo
Corporate Compliance (I – Introducción)

¿Qué es y para qué sirve?

En los entornos de alta competitividad empresarial y también de alta competitividad política las personas tendemos a tomar atajos. A veces estos atajos vulneran la ley y otras veces pasan por encima de ella de puntillas. Para evitar la imagen negativa que se da en la mayoría de casos nuestros legisladores  han adoptado distintas regulaciones para prevenir estos casos. El propósito es minimizar las oportunidades y, en su caso, aplicar un marco penal como sanción. Lo que llamamos Corporate Compliance es un conjunto de procedimientos y buenas prácticas que debemos adoptar para evitar ir a la cárcel, que nos sancionen o que sancionen a nuestra empresa y de paso a nosotros.

¿Que diferencia hay con lo que existía antes?

Hay una gran diferencia, ahora pueden aplicarse sanciones penales a la empresa (curiosa novedad), a los gestores (novedad en casos no financieros), a los directivos (gran novedad) y a cualquier gestor de la empresa (esto para nota). Una sanción penal significa que podemos ir a la cárcel por algo que ni tan siquiera hemos hecho sino que el juez podría considerar que no hemos aplicado todos los recursos necesarios para evitar un determinado delito que ha cometido algún colaborador. ¿Que se puede entender por poner los recursos necesarios? podemos preguntar aunque nadie nos puede responder genéricamente porque dependerá del tipo de delito. Y que nadie se emocione pensando que sólo se aplica a los delitos financieros (esto ya se aplicaba antes) y que si uno no está en el Departamento Financiero no le va a afectar. Veremos que se aplica a cualquier delito.

¿QuiCorporate Compliance - Corrupciónen está en riesgo?

Cualquier persona que tenga un cargo de responsabilidad en una empresa. Sin embargo hay interpretaciones, según dice la Ley sólo están en riesgo los administradores de derecho o de hecho, es decir los que tienen poderes en la empresa. Sin embargo si nos atenemos a la interpretación de varias sentencias que hace el Bufete Ribas y Asociados donde comenta el hecho de que en varias sentencias del Tribunal Supremo se establece la responsabilidad penal del directivo que:

  1. Tiene obligaciones de control y vigilancia sobre sus subordinados
  2. Tiene autoridad sobre los mismos
  3. Puede evitar el delito, directamente o a través de sus superiores
  4. Conoce el riesgo o la ejecución del acto antijurídico del subordinado
  5. No ejerce sus facultades de control o no actúa para evitar el delito

Que cada cual lo interprete como quiera pero la novedad es que no hace falta ser accionista, apoderado, consejero o administrador de una empresa para que estar en riesgo. También podría darse el caso que se condenara a la empresa por uno de estos delitos aunque no se identificara la persona que lo ha cometido y a su vez podría condenarse a un representante de la empresa por los mismos motivos.

Marco legal

La Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio donde se reconoce por primera vez la responsabilidad penal de las personas jurídicas en estos casos:

La citada Ley nos dice además que debemos hacer para prevenir delitos:

  1. Establecimiento por el órgano de administración de un modelo de organización y gestión que incluya las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos.
  2. Creación de un órgano con poderes autónomos de iniciativa y control para la supervisión del funcionamiento y del cumplimiento del modelo de prevención implantado.
  3. Identificación de las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos.
  4. Implantación de protocolos o procedimientos que concreten el proceso de formación de la voluntad de la persona jurídica, de adopción de decisiones y de ejecución de las mismas con relación a aquéllos.
  5. Puesta en funcionamiento de modelos de gestión de los recursos financieros adecuados para impedir la comisión de los delitos que deben ser prevenidos.
  6. Obligación de informar de posibles riesgos e incumplimientos al organismo encargado de vigilar el funcionamiento y observancia del modelo de prevención.
  7. Establecimiento de un sistema disciplinario que sancione adecuadamente el incumplimiento de las medidas que establezca el modelo.
  8. Verificación periódica del modelo y de su eventual modificación cuando se pongan de manifiesto infracciones relevantes de sus disposiciones, o cuando se produzcan cambios en la organización, en la estructura de control o en la actividad desarrollada que los hagan necesarios.